miércoles, 17 de noviembre de 2010

alimentos a base de soya





Alimento a base de proteína de soya a La Familia




Rico en Isoflavonas. Indicaciones: El comsumo diario de isoflavonas previene el cáncer de mama Las isoflavonas podrían aumentar la longitud del ciclo mestrual, produciendo ciclos más largos y moderar las alteraciones de los niveles de esteroides que son factores de riesgo conocidos para el cáncer de mama. Un ciclo mestrual mas largo es beneficioso porque da lugar a menos exposición a niveles mas altos de estrógenos de las células del pecho. En la menopausia el nivel de estrógeno cae y causa los síntomas típicos como son los sofocos, fatiga, sudor nocturno, cambios en el estado de animo, sequedad vaginal y dolores de cabeza. El consumo diario de isoflavonas demostró con estudios clínicos que beneficia la calidad de vida de las mujeres con menopausia. Presentación Pote x 450 g en polvo Frasco x 30 Cápsulas Frasco x 60 Cápsulas Sabores Fresa y vainilla
Alimentos funcionales:“Un alimento funcional es aquel que tiene un componente, nutriente o no nutriente, con efecto selectivo sobre una o varias funciones del organismo, con un efecto añadido por encima de su valor nutricional y cuyos efectos positivos justifican que puede reivindicarse su carácter funcional o incluso saludable”

Según la Bolsa Nacional Agro pecuaria, BNA, el área sembrada de algodón, arroz, maíz, sorgo y soya, en el semestre A de 2002, muestra una disminución de 60.953 hectáreas, frente a igual periodo del año pasado, pues se pasó de 591.437 hectáreas a 530.484. Soya y algodón son los únicos renglones cuyas superficies no se redujeron.
La soya es el cultivo de mejor comportamiento, con un crecimiento de 70.5% en área y 57.2% en producción, mientras que el maíz tecnificado muestra una disminución de 5.210 hectáreas respecto al año anterior, situación que se refleja en las 20.982 toneladas menos para este periodo. Problemas de mercadeo del grano y bajos precios de compra en la cosecha pasada, falta de liquidez de los productores e incertidumbre frente al clima, afectaron a este cereal.


Maíz tecnificado. Al comparar los resultados de la cosecha del semestre A del 2001, con los del pronóstico del semestre A del 2002, el área de maíz tecnificado se reduce 18.7%, mientras que la producción presenta una expectativa de reducción del 15.8%, gracias a una mejora en los rendimientos, que se espera que pasen de 3.81 a 3.94 toneladas por hectárea. Las mayores reducciones en el área sembrada se presentan en Córdoba (14 mil hectáreas), Sucre (6.600), Valle (1.100) y Cesar (800). Meta es el único departamento que presenta incremento importante en la superficie: 3.900 hectáreas; los demás, aunque con leves reducciones, mantienen su participación del año pasado.
Según la BNA, varias razones explican la reducción del área, sobre todo de maíz amarillo en Córdoba: "problemas de comercialización del año pasado, la compra de tierras para ganadería, el intenso verano que impera en la región y la incertidumbre de los productores frente al fenómeno de El Niño. En comercialización, el precio de Convenio establecido en la cosecha pasada estuvo por debajo del de los semestres anteriores". En Sucre, por insuficiencia de lluvias, las áreas sembradas no crecieron como estaba proyectado. En el Cesar, hay un desestímulo hacia las siembras de maíz, en vista de que la agroindustria se niega adquirirlo en zonas de producción (lo compran, no en Valledupar, sino en planta de producción de Bucaramanga), ante lo cual, los productores se ven abocados a venderlo a intermediarios por debajo del precio de Convenio.
El incremento del área e maíz amarillo en el Meta (de 5.600 a 9.500 hectáreas: 1.800 hectáreas en blanco y 8.700 en amarillo), se debe a que de 600-700 hectáreas que sembraron en el área de Villavicencio el año pasado, se pasó a 2 mil eneste semestre. En la zona de Puerto López se sembraron 2.500 hectáreas de las 5 mil previstas, por cuestión del precio, que en el 2001 fue US$31 por tonelada menor al de años anteriores, pese al subsidio de $15 mil por tonelada que otorga el gobierno para contratos forward perfeccionados en la BNA. En el Tolima el maíz tecnificado presentó un incremento de 5.2% en el área sembrada, jalonado por el maíz blanco, que pasó de 30% a 40%, debido a que el precio del maíz blanco durante la cosecha anterior siempre estuvo por encima del amarillo, y por la incertidumbre del precio del maíz amarillo, que podía estar 10% por debajo de la cosecha del semestre B de 2001. El efecto de esto último sobre las siembras en el Valle fue mayor: el área disminuyó 11% con respecto al mismo semestre del año anterior, pues pasó de 11 mil a 9.900 hectáreas.


Sorgo. En el semestre A del 2000, el área sembrada muestra un descenso del 7.5%, al pasar de 36 mil hectáreas a 33.310 en igual periodo del año anterior, debido a lo cual se espera una reducción de 12.290 toneladas en la producción, pues de 121.275 toneladas de la cosecha A del 2001, se llegará a 108.986, lo que significa una caída de 10.1%.
La reducción de área se dio principalmente en Bolívar (3.800 hectáreas) y Córdoba (1.900), pero hubo una compensación parcial con el incremento en Tolima (2.300) y Valle (400). Los únicos departamentos que presentan incrementos en la producción son: Sucre (3.350 toneladas), Valle (3.300), Cauca (1.350) y Cundinamarca (900).

Soya. Los pronósticos de siembras de soyaCauca (200 hectáreas) y Quindio-Risaralda (200).


Sabias que la soya ayuda a evitar el envegecimiento de la piel
La soya es un excelente retenedor de agua y un inhibidor de las proteínas responsables del envejecimientos de la piel. Un antioxidante que previene la oxidación de los radicales libres lo que resulta en una disminución de la irritación o deterioro producto de la exposición del sol.

Alimento rico en vitamina B que te ayuda ha hidratar tu piel y lucir un cutis sana y con todo tu brillo natural. recomendado por demartólogo, por eso se observan una gama de productos con este ingrediente para tu uso.

La Soja: proteina vegetal

La soja o soya es la legumbre con mayor concentración de proteínas vegetales superando incluso a alimentos animales como la carne, el huevo o la leche. Además de ser una buena proteína vegetal la soja también es muy rica en ácidos grasos y lecitina.


La soja es originaria de China y Manchuria. Existen datos de que los Chinos comenzaron a cultivarla hace diez mil años.

La concentración de proteínas en la soja es la mayor de todas las legumbres pero hemos de destacar también su calidad.

Las proteínas vegetales suelen tener un bajo contenido en aminoácidos esenciales pero no es este el caso de la soja. Su contenido en Metionina es suficiente para nuestras necesidades.

Si la comparamos con otros alimentos, la soja, a igual peso, contiene el doble de proteínas que la carne, 4 veces las proteínas del huevo y 12 veces las de la leche.

Es una legumbre rica especialmente en potasio y fósforo. Contiene vitaminas A, B, C, D y G, así como enzimas estimulantes de la función digestiva.
Es un sustituto eficaz de las proteínas animales sin contraindicaciones.

Además de su riqueza en nutrientes y proteínas su versatilidad en la cocina es increíble. A partir de la soja podemos obtener muchísimos productos: el tofu, el tempeh, el miso, la salsa de soja, germinados, leche de soja y soja deshidratada (ideal para hacer "carne picada" y albóndigas).
Así pues, es uno de los alimentos más importantes para las personas vegetarianas.
Con razón los japoneses la llaman la "carne sin hueso".

¿Por qué SEMBRAR
más soya en Colombia?


El grano de soya nacio- nal contiene 38-39% de proteína (superior a la de Estados Unidos y de Bolivia) y 19-21% de aceite, por lo cual su torta constituye un componente importante de la Cadena Productiva de Maíz Amarillo, Sorgo, Soya, Yuca, Alimentos Balanceados, Avicultura y Porcicultura, para las industrias de carnes frías (soya texturizada), y aceitera (extracción y refinación de su aceite), así como para la nutrición humana (soya extruída o harinas).
La soya en Colombia es un cultivo obligado de rotación dentro de los diversos sistemas regionales de producción: maíz/soya (Valle del Cauca), arroz/soya (Llanos Orientales) o sorgo/soya (Tolima y Valle del Cauca), y por sus aportes a la sostenibilidad de los mismos debe analizarse dentro de un balance anual del ciclo productivo (cultivo principal + cultivo alternante = ciclo productivo del agrosistema).
Las ventajas de alternar semestralmente con soya tienen que ver con el manejo integrado de malezas, al permitir la rotación de herbicidas en la alternativa de control químico, y no que la población de malezas sea la que nos determine el cultivo por sembrar, como suele suceder en lotes o regiones agrícolas donde la siembra continua de un solo cultivo se ha tornado insostenible.
Así mismo, la fijación biológica de nitrógeno le aporta al cultivo siguiente un desarrollo inicial, sin que se requieran aplicaciones tempranas de urea (en condiciones del Valle del Cauca, donde se tiene una cepa nativa de Rhizobiumcompetitiva, se ha estimado que la economía en nitrógeno asimilable es del orden de 70-92 kilogramos por hectárea, a través de ensayos en los que se han requerido hasta 200 kilogramos de urea para inhibir su nodulación). En esta zona se dispone de una buena cepa nativa de Rhizobium que no requiere inocular la semilla de la soya para su siembra.
Además, alternar gramíneas con soya contribuye a romper ciclos de plagas y enfermedades, propiciando un mayor equilibrio biológico en la zona y disminuyendo el riesgo de epidemias en los cultivos. Por su ciclo vegetativo corto (110 días de siembra a cosecha), es una alternativa tecnológica de producción que encaja en la climosecuencia tropical regional, para aprovechar los dos semestres agrícolas, sin desplazar o alterar la oportunidad de siembra del cultivo principal.
El de la soya es considerado hoy por hoy el cultivo más indicado para labranza de conservación o plantío directo, y el de mayor crecimiento en el último siglo a escala mundial, excepto en Colombia.
El rendimiento del cultivo en Colombia, con soyas de 110 días adaptadas a condiciones tropicales, oscila entre 2.5 y 3 toneladas por hectárea, ligeramente superior al promedio de Brasil. Pero el potencial de productividad se puede incrementar con soyas de mayor periodo vegetativo (140 días) en función del rendimiento en grano o mejorando los materiales por nivel de proteína o por contenido de aceite, para mercados especializados que reconozcan esta condición al momento de su comercialización.
Se requiere continuidad en la investigación para tener un mayor número de variedades de diverso ciclo vegetativo para cada zona, con resistencia genética a factores bióticos o abióticos limitantes y con mayores niveles de productividad. Algunas zonas, como el Valle del Cauca, deben continuar especializándose en la producción de semillas de calidad e incluso se recomienda legislar para permitir la comercialización de blends o semilla de compuestos varietales, que maximicen la productividad de la soya en condiciones tropicales y se protejan de esta manera los derechos de obtención de los materiales genéticamente mejorados.
El mercado nacional de la soya debe continuar diferenciándose del de la soya transgénica importada, reclamar el reconocimiento de su calidad nutricional y propiciar que el productor logre una productividad máxima con soya en sistemas sostenibles de cultivos semestrales en rotación dentro del esquema de cadenas productivas.




¿Cómo consumirla? Las posibilidades de consumir la soya es enorme: habas tiernas, tofu (queso de soya), tempeh (un fermento muy vitamínico), jugo, harina, lecitina, miso (pasta fermentada), tamari (condimento), etc.
La Soya: Fuente de estrógenos
La soya es muy rica en isoflavonas, una de las clases de fitoestrógenos que aporta la naturaleza. Son estrógenos con las mismas cualidades que los estrógenos humanos, aunque su origen es vegetal. En la lista de los alimentos que los contienen figuran los granos enteros, los cereales, las lentejas, la alfalfa, las coles y, en especial, la soja y sus derivados. Los fitoestrógenos tienen la capacidad de reducir la acumulación de toxinas, modular y mejorar los procesos de detoxificacion, ejercer acciones antioxidantes, y facilitar el tránsito intestinal.



La Soya y las Hormonas - Estrógeno y Testosterona


Un extracto de “Cocinar alimentos de soya para una Menopausia Positiva”
Los fitoestrógenos en la soya están estructurados de manera parecida a los estrógenos humanos, pero muy débiles comparados con los que estrógenos que son producidos en el cuerpo. Ellos se unen con los receptores de estrógenos en el cuerpo humano. Se cree que los fitoestrógenos protegen contra el cáncer de seno y próstata, dos cánceres que dependen de hormonas. Las Isoflavinas, encontradas en la soya, son solo un tipo de hormona fito (o planta) o esterol. Hay muchos otros tipos que se encuentran en diferentes plantas comestibles.
Los alimentos de soya han sido estudiados de manera exhaustiva y ahora es fácil saber cuanta isoflavina hay en una porción de alimento de soya o en otro. Una cucharada sopera de semilla de lino tiene una cantidad similar de isoflavina que una porción de alimentos de soya. El boniato o ñame silvestre está lleno de isoflavinas y se utiliza como una fuente natural en productos terapéuticos de progesterona y estrógenos, aunque no es igual que el boniato o ñame que compramos en la tienda.
Las isoflavinas se parecen a los estrógenos animales (o humanos en este caso) lo suficiente como para ser aceptados por las células receptoras de estrógenos y unirse débilmente a la membrana de la superficie de la célula. Los receptores de los estrógenos pueden compararse a “pequeñas estaciones de cambio”, “candados”o “estaciones de embarque” en las células. Joanna Dwyer y sus colegas en el Centro Médico de Nueva Inglaterra y la Universidad Tufts desarrollaron un artículo en la Revista de la Asociación Dietética Americana en julio de 1994, donde plantean que los receptores de estrógenos de mujeres pre-menopáusicas están ocupados y que los estrógenos más débiles de plantas deben competir por estos lugares y ser absorbidos. En cambio, en mujeres que han pasado ya la menopausia, cuya producción propia de estrógenos disminuye cerca del 60%, existe una mayor oportunidad para que los estrógenos de las plantas sean “anclados”, lo que puede aumentar la cantidad de estrógenos disponibles para ellas.
Probablemente el estrógeno más importante en el frijol de soya sea el genistein. Se considera como un poderoso anti cancerígeno y se encuentra en grandes cantidades en frijoles de soya enteros (incluyendo en los frijoles de soya asado o en “nueces de soya”), proteína de soya texturizada, harina de soya, leche de soya, tofu y productos de tofu, y tempeh.
El Daidzein, otro estrógeno encontrado generosamente en el frijol de soya y los alimentos de soya están bajo intenso estudio por su potencial contra el cáncer y sus cualidades constructoras de huesos. El daidzen, como el genistein, es transformado por una bacteria intestinal en una sustancia que compite con el estrógeno humano. A pesar de que otros alimentos contienen fitoesterols, ningún otro alimento común contiene estos dos poderosos fitoestrógenos. Además, ha sido comprobado en estudios en humanos que la isoflavina en la alimentación es absorbida en el flujo sanguíneo-- en un estudio en el que voluntarios ingirieron 40 gramos de proteína de soya texturizada diariamente por solo cinco días, los niveles de isoflavina en su orina (lo que implica su presencia en el flujo sanguíneo) aumentó mil veces en comparación con los niveles registrados antes del estudio.



CONTENIDO EN NUTRIENTES DE LA SOJA
  Básicamente, la soja se consume directamente en forma de dos productos: semillas y aceite. Además, estos se pueden utilizar como materia prima para obtener una gran variedad de subproductos. 
 Vamos a analizar el valor dietético de cada uno de estos dos productos:

A) Contenido en nutrientes de la legumbre

(por cada 100 g)
-    Energía: 422 Kcal
-         Proteínas: 35 g
-         Carbohidratos: 30 g
-         Fibra alimentaria :5 g ( cocidas)
-         Lípidos totales: 18 g
-         Colesterol: 0 mg
-         Sodio: 5 mg
-         Potasio: 1700 mg
-         Calcio: 280 mg
-         Magnesio: 240 mg
-         Hierro: 8 mg
-         Zinc: 3 mg
-         Fósforo: 580  mg
-         Yodo: 6 μg
-         Flúor: 130 μg
-         Cobre: 406 μg
-         Tiamina (B1): 0,85 mg
-         Riboflavina (B2): 0,4 mg
-         Ácido Nicotínico: 5 mgg

•  Valor nutricional en comparación con otras legumbres

 En comparación con las legumbres de consumo más frecuente en nuestro país, garbanzos, lentejas, judías y guisantes, las semilla de soja posee un elevado valor nutritivo:
-         Contiene la mitad de hidratos de carbono (30 g) frente a las demás legumbres (garbanzos= 61 g, lentejas= 56 g, judías= 60 g y guisantes secos= 56 g).
-         Es más rica en proteínas (35 g) en comparación con el resto (garbanzos= 18 g, lentejas= 24 g, judías= 19 g y guisantes secos= 21,6 g) y éstas son de más alta calidad.
  A diferencia de las otras legumbres, que carecen el aminoácido lisina, en la soja se encuentran los ocho aminoácidos esenciales y, aunque es un poco deficitaria en metionina,  este problema se puede paliar si se consume conjuntamente con otros alimentos que la complementen,  como huevos, leche, arroz o trigo.
 Con el fin de aumentar su valor proteico, se recomienda que se sometan a un proceso de cocción a temperaturas superiores a 60 ºC; de esa forma se destruye una sustancia que contiene y que actúa como inhibidor de los enzimas encargados de la digestión de las proteínas.
-         Contiene minerales: Ca, P, Fe, Mg, Zn  y K. Tiene un bajo contenido en Na,  por lo que resulta ideal para las personas hipertensas.
-         Es rica en ácidos grasos, no contiene colesterol y ni,  prácticamente, grasas saturadas. Su contenido en lípidos es de entre un 15 a  un 20%, mayoritariamente insaturados (oleico y linoleico).
-         De forma similar a los huevos, contiene de 1-5% de lecitina,  grupo de fosfolípidos capaces de provocar la emulsión de las grasas, lo que facilita su disolución en agua y acelera su metabolismo, evitando así la formación de depósitos de grasa en las paredes de las arterias.
-         Contiene alrededor de 0, 2- 0,3 g de isoflavonas,  fenoles heterocíclicos de estructuras molecular próxima a la del estradiol.  Los fitoestrógenos que contiene a soja  son ladadzeina y la genisteína. Parece que ambos aumentan la producción de hormonas femeninas y, además, previenen la aparición de ciertos tumores.
-  Posee también una gran cantidad de vitaminas del grupo B, sobre todo riboflavina, y las vitaminas E y K. En la semilla verde se encuentran también vitaminas A, D y C.
- Su contenido en fibra dietética es elevado (4.5 % del peso de las semillas), lo que reduce la absorción de los hidratos de carbono contenidos en ella y facilta el tránsito intestinal.



                                     


Las ventajas de la soja

Como hemos dicho, la soja resulta un alimento excepcional por su valor proteico, su rendimiento y su precio, pero éstas no son sus únicas virtudes.
El consumo de grasas de origen animal es uno de los causantes del aumento de colesterol, que genera, a su vez, complicaciones cardiovasculares. En el caso particular de las carnes rojas, se eleva también el nivel de ácido úrico, causante de afecciones articulares.
El consumo de alimentos de origen vegetal evita estos dos males, sumamente extendidos en nuestra sociedad. Inclusive existen estudios médicos que comprueban que el consumo de soja reduce los niveles de colesterol en los seres humanos. Esta reducción alcanza un nivel del 20% en pacientes que cumplieron con una dieta basado en soja durante 5 semanas.
Una opción más razonable es buscar la manera de elaborar platos con soja que resulte agradable a nuestro paladar.
Es importante dejar claro que no se pretende excluir totalmente la carne de nuestra dieta; lo que se busca es limitar el consumo excesivo, reemplazándola por alimentos que cubran los requerimientos proteicos, sin provocar los trastornos que acarrea el exceso de grasa animal y como dijimos anteriormente, disponer de un alimento adecuado para satisfacer las necesidades alimenticias de un ser humano, en cantidades suficientes y a un costo accesible para los sectores de mas bajos recursos en la población.



Tabla comparativa – La Soja y otros alimentos
Alimentos
Calorías
H. de C. (gr)
Proteínas (gr)
Grasas (gr)
Fibra (gr)
Calcio (MG)
Fósforo (MG)
Hierro (MG)
Porotos de soja crudo
403
33
33
17
4,9
226
554
8
Huevo
158
1
12
11
-
56
180
2
Carne vacuna desgrasada
135
-
21
4
-
53
89
13
Queso blanco
138
5
11
7
-
271
182
0
Harina de trigo
364
76
10
1
-
15
86
0,7


Otros datos sobre la soja
* No aumenta los niveles de ácido úrico.
* Por su contenido de proteínas, un kilogramo de soja equivale a 2 Kg de queso o 2,5 Kg de carne o 5 docenas de huevos.
* Por su alcalinidad, equilibra el exceso de acidez en la sangre, causante de fatiga, problemas hepáticos y renales.
* Es apto para diabéticos por su bajo contenido en hidratos de carbono.
* La leche de soja contiene altos niveles de calcio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada